Logo Concejo de Medellín

Boletín 112                

EN PLENARIA FUERON APROBADOS LOS PROYECTOS DE ACUERDO 161 Y 167 DE 2018

6 de abril de 2019

En la sesión plenaria realizada hoy en la mañana, los Corporados aprobaron los Proyectos de Acuerdo 161 y 167 de 2018, con los cuales se aprobó el Sistema de Alertas Tempranas y se designa el responsable para el sistema de estímulos de los empleados municipales. 

Sobre el Proyecto de Acuerdo 161 de 2018 “por medio del cual se institucionaliza el Sistema de Alertas Tempranas –Satmed - en el Municipio de Medellín”, la coordinadora de ponentes, concejal Daniela Maturana Agudelo, expresó que es deber de la Alcaldía Municipal trabajar en programas de prevención, realizando acciones de impacto para evitar que los menores sufran de abusos, violencias o a embarazos no deseados. Este proyecto de acuerdo es una herramienta que permitirá fortalecer las acciones de la Administración en esta materia.

Aseguró que el Satmed busca la cualificación para generar procesos de aprendizaje en los territorios que dejen instalados conocimientos y prácticas para el funcionamiento y la sostenibilidad del sistema, establecer un sistema de información que comprenda las dinámicas del territorio para levantar la alerta temprana y hacer trazabilidad de la respuesta, y generar incidencia desde lo micro y lo macro para una implementación suprasectorial.  

La concejal ponente, Aura Marleny Arcila Giraldo manifestó que, es necesario fortalecer el sistema de información existente como un modelo predictivo para conectarlo en tiempo real con las Comisarias de Familia y las demás Secretarías que se plantean en el Acuerdo para verlas operando con total eficacia y se observen los resultados esperados. 

Concejales que intervinieron en plenaria resaltaron que el Satmed es una excelente iniciativa para continuar defendiendo los derechos de los niños, niñas y adolescentes en la ciudad. Indicaron que es necesario generar articulación con Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, el Icbf, la Fiscalía, la Policía y otros actores municipales para trabajar integrados por este propósito, destinar los recursos necesarios que fortalezcan el tema y establecer con claridad sobre quién será el responsable de realizar el seguimiento a todas las alertas que se van a manifestar para que sea efectiva la activación de la ruta de atención.

Por su parte, el secretario de Juventud, Alejandro de Bedout, afirmó que este es un sistema que permitirá detectar los delitos y violencias para los menores antes de que sucedan. Este proyecto funciona transversal a todas las Secretarías con el cual entendimos, junto con el Concejo, que las políticas públicas y los acuerdos municipales deben proteger e impactar el curso de la vida. También es destacable que hemos logrado la apropiación por parte de las comunidades y los diversos actores para levantar alertas desde el territorio. 

Con relación al Proyecto de Acuerdo 167 de 2018 “por medio del cual se derogan los Acuerdos Municipales 47 de 2000, 56 de 2001, 04 de 2002 y 16 de 2003”, el coordinador de ponentes, concejal Ramón Emilio Acevedo aseveró que con la derogación de estos acuerdos se busca que el sistema de estímulos de capacitación del Municipio, la Contraloría, la Personería y el Concejo de Medellín, quede en cabeza del representante de cada entidad, para que continúe reglamentando y mejorando las acciones ya existentes en esta materia. Es un hecho de la Constitución y la Ley derogarlos y colocarlos en cabeza de quien deben estar, aseveró. 

Al respecto, Corporados solicitaron a la Administración conocer qué manejo se dará a los derechos adquiridos en estímulos educativos por parte de los empleados, haciendo claridad sobre cuáles son los avances y los acuerdos a los que se ha llegado en las mesas de trabajo para continuar con los estímulos que ya tenían adquiridos. 

La secretaria de Gestión Humana del Municipio, Cristina Nicholls, explicó que las entidades del orden nacional y territorial deben organizar los programas de estímulos, con el fin de motivar el desempeño eficaz y compromiso de sus empleados; través del diseño de programas de bienestar social e incentivos. 

La Administración no desconocerá la esencia del programa de estímulo educativo, ni las condiciones que han sido reconocidas a los empleados hasta la fecha; asimismo, con relación al sistema de capacitaciones y el programa de incentivos actualmente existen otras disposiciones normativas que reglamentan la materia y que se continuarán aplicando, afirmó la funcionaria durante su intervención.