Violencia contra las mujeres

LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EXIGE DECLARACIÓN DE EMERGENCIA A NIVEL NACIONAL

Boletín 109

25 de julio de 2020

 

• Afirmaron Concejales

Durante la sesión plenaria virtual realizada hoy, Concejales analizaron las acciones destinadas a la prevención e intervención del acoso sexual y las violencias contra las mujeres en el municipio de Medellín, situación sobre la que advierten una crisis humanitaria y solicitan declaración de emergencia nacional por la violencia contra esta población; al tiempo que también pidieron fortalecer las rutas de atención por acoso sexual en las instituciones públicas de Medellín. 

La concejala Dora Cecilia Saldarriaga, primera bancada citante, indicó la relación entre acoso sexual, violencia sexual y violencia basada en género, explicando que hace parten de una construcción cultural de instrumentalización de la mujer en la publicidad, música, medios, entre otros. Así mismo, dijo que esta problemática hace parte de la cotidianidad, lo cual lleva al ser humano a naturalizarla. 

Habló de las obligaciones y responsabilidades de las IES y de la Administración Municipal, entre ellas, desarrollar políticas de prevención, atención y reparación de las violencias basadas en género; la remisión de casos que tipifiquen penalmente como presunto acoso sexual, protección especial para defensoras/es de los derechos humanos de las mujeres, la implementación de acciones para erradicar la discriminación contra las mujeres y los patrones estereotipados de comportamiento que promueven un tratamiento inferior de sus sociedades. 

Expresó que, por el señalamiento al que pueden verse sometidas, algunas mujeres no denuncian cuando sufren acoso sexual, situación sobre la que llamó la atención para fomentar entornos sanos en los cuales puedan sentirse seguras de hacerlo. Sin embargo, reconoció que la población joven ha ido perdiendo el miedo a hablar con toda libertad este tema y algunas han llegado al punto de hacer scratch, un término que se usa para referirse a las denuncias a través de las redes sociales cuando no encuentran otro camino que la denuncia pública y masiva. 

Finalmente, expresó que el recrudecimiento de la violencia contra las mujeres exige una declaración de emergencia nacional que lleve a visibilizar y a afrontar situación con todos los recursos necesarios para evitar llegar a situaciones extremas e instó a la Administración Municipal a actuar con la debida diligencia en estos casos, establecer unas rutas de atención claras y fomentar programas de educación sexual en todos los niveles para los funcionarios municipales, para evitar de esta forma que se presente violencia institucional en la ciudad y se aplique correctamente la ley. 

Por su parte, el corporado Daniel Carvalho, segunda bancada citante, expresó que los hombres son los más llamados a iniciar un proceso en el cual se comience a desestimar la construcción de sociedad machista, en cuanto a que la definición de qué es ser hombre y qué no aún los afecta. Del mismo modo, señaló que algunas prácticas actuales, en algunas ocasiones condicionan la vida de las mujeres y es necesario hablar de ellos para comenzar a brindar soluciones.  

Invitó a los hombres a hacer una reflexión desde el punto de vista personal, en cuanto a las acciones y comportamientos que han formado parte de la cultura pero que afectan a las mujeres, y no solo desde lo personal, sino también desde lo grupal y lo institucional. 

De otro lado, la cabildante Aura Marleny Arcila, tercera bancada, en su exposición aseveró que en el Plan de Desarrollo Municipal 2020-2023 existe una Política Pública de Cultura Ciudadana en la cual se busca promover transformaciones culturales que contribuyan a la convivencia plural, armónica e incluyente. 

Para finalizar, enfatizó en el fortalecimiento a los Centros de Equidad de Género y manifestó su preocupación por los casos de violencia intrafamiliar que se han incrementado con el confinamiento debido al Covid-19 y en especial cuando las víctimas tienen que convivir de forma obligada con su perpetrador.

Concejales que participaron de la sesión, expresaron su deseo de trabajar en conjunto y poner estos temas tan relevantes en la agenda pública con comisiones, sesiones y mesas de trabajo, donde se articule la responsabilidad y acciones de todas las dependencias, no únicamente de la Secretaría de las Mujeres. Añadieron que es una problemática que debe ser tratada en instituciones educativas y también al interior de las familias. 

Sobre este tema, la secretaria de las Mujeres, Juliana Martínez, expuso los proyectos que hacen parte del Programa de Seguridad, vida libre de violencias y protección integral para las mujeres, incluido en el Plan de Desarrollo Municipal 2020-2023. Aseguró que desde el Plan se impulsan acciones como la implementación de estrategias para prevenir y atender las violencias basadas en género y la generación de espacios públicos seguros para las mujeres y niñas para garantizar su derecho a la ciudad. La meta para este cuatrienio es atender a 55.996 mujeres en el primer componente y 19.500 más en el segundo, enfatizó. 

Actualmente, en la ciudad se presentan dos situaciones graves que debemos atacar de forma contundente, la primera es el crimen organizado del cual se desprenden otras afectaciones; y la segunda, es la violencia contra la mujer y la violencia intrafamiliar, que están por encima de otros problemas que afectan la percepción de seguridad en la ciudad, afirmó en su intervención el secretario de Seguridad, José Gerardo Acevedo. 

El funcionario añadió que, una de las metas al final de este cuatrienio es tener dos comisarías con enfoque de género dedicadas a atender las violencias contra la mujer, por la cual se brinda capacitación a los funcionarios para abordar esta situación, articulados con la institucionalidad y la ciudadanía en general. 

A su turno, Alexandra Agudelo Ruiz, secretaría de Educación, resaltó el trabajo desarrollado a la fecha con un enfoque de formación, educación y prevención en todas las instituciones educativas oficiales de la ciudad a través del programa Entorno Escolar Protector. 

Añadió que han realizado movilizaciones, asesorías y proyectos pedagógicos como Mi cuerpo territorio de vida, que van enfocados a la promoción de los derechos sexuales y reproductivos, la prevención de las violencias sexuales, entre otros. 

En la plenaria, los rectores de la Institución Universitaria Pascual Bravo, el Instituto Tecnológico Metropolitano y el Colegio Mayor de Antioquia coincidieron en que desde Bienestar Universitario se ha trabajado en la construcción e implementación de un protocolo de prevención y atención de violencias basadas en género, con el acompañamiento de mujeres expertas en el tema. 

Indicaron que dentro de las instituciones se hace la recepción y denuncia de casos a los cuales les dan su debido proceso. Igualmente, han realizado capacitaciones, foros, conversatorios, campañas de sensibilización y estrategias digitales durante este tiempo de cuarentena. 

El personero Municipal, William Vivas Lloreda, explicó que la entidad cuenta con un Comité de convivencia laboral que se reúne cada tres meses, y el Comité paritario de seguridad y salud en el trabajo para atender estos posibles casos al interior. También, explicó que se cuenta con la Unidad permanente de los Derechos Humanos en la cual se brinda apoyo psicólogo para el manejo y la orientación de las distintas problemáticas que se puedan presentar, incluyendo las violencias de género dentro de la Institución.

Por último, participantes de la comunidad plantearon que la creación y aplicación de protocolos adecuados posibilitan una atención adecuada de los casos de violencia y acoso sexual, pero solicitaron destinar los recursos suficientes para materializar estrategias de prevención permanentes y visibles. Por otro lado, agradecieron estos espacios de diálogo con el ánimo de conversar desde la diferencia y sugirieron cátedras de género en todos los planes de estudios formales y para todas las edades.